proyectos/2020/07/31/uneatlantico-transporte-urbano

Proyectos

Cambios en el transporte urbano durante el COVID-19

gettyimages-unobillónochenta-seismillónnueveciencincuenta-ochomilnuevecienveinte-dos-uno

Anteriormente, las bicicletas se consideraban una alternativa ecológica para el uso diario como transporte. Ahora su protagonismo es todavía mayor.

Las consecuencias de la pandemia de coronavirus no solo están relacionadas con el ámbito sanitario.

A medida que la población sale a las calles de forma paulatina, comienzan a surgir proyectos que aseguren que se mantienen las distancias de seguridad. El transporte público es uno de los ejes polémicos, donde se aglutinan a diario cientos de personas.

Según destaca Belén Maiztegui, autora en la web Plataforma Arquitectura, es probable que el transporte urbano, tal y como lo conocíamos, cambie tras la emergencia sanitaria.

La necesidad actual de encontrar un medio de transporte que posibilite cumplir las medidas de distanciamiento físico, ha propiciado el aumento del uso de las bicicletas en muchos núcleos urbanos.

El uso del transporte individual

“La bicicleta ha demostrado por años ser un medio de transporte resiliente y amigable con el ambiente. Al ser un transporte individual, donde es relativamente sencillo respetar las distancias de seguridad recomendadas -entre 1,5 y 2 metros- en tiempos de coronavirus. Se han convertido en el vehículo más seguro y práctico para reducir los riesgos de contagio”, destaca Maiztegui.

Este sistema de transporte cobrará más fuerza si cabe, en la vuelta a la normalidad. Donde muchos trabajadores dejarán la modalidad de teletrabajo y comenzarán a acudir a las oficinas.

Muchas ciudades, conscientes de la necesidad de apostar por este método de transporte, han comenzado a idear proyectos que destinen calles y vías, antes empleadas para el transporte de automóviles, para el uso de ciclistas y peatones. En Berlín (Alemania) varios distritos ya se encuentran reconfigurando espacios para destinarlos a este fin. “Por otro lado, en Milán (Italia), un proyecto planea transformar 35 kilómetros de espacio urbano para destinarlo a los ciclistas y peatones”, señala la autora.

La Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO) imparte el Grado en Ingeniería de Organización Industrial en el que los estudiantes desarrollan conocimientos y habilidades para ejecutar proyectos en equipos multidisciplinares.

Fuente: Ciudades contemplan impulsar el uso de bicicletas frente a la crisis del COVID-19.

Foto: Todos los derechos reservados.