deportes/2020/02/10/uneatlantico-practica-deportiva-2

Deportes

La práctica deportiva beneficia a personas con cáncer

deporte-beneficia-pacientes-cancer

Se recomienda una rutina de ejercicio en pacientes que padecen de cáncer.

Una actividad física regular ayuda a los pacientes a su recuperación y permite a las personas mantener una mejor calidad de vida. Sin embargo, los pacientes de cáncer son en su mayoría reacios a aceptar una invitación para iniciar ejercicios terapéuticos o abandonan las sesiones de ejercicio en la mayoría de casos. Diversos estudios demuestran que adoptar sesiones de ejercicios con una intensidad suave a moderada puede ayudar a los pacientes a mejorar, en distintos niveles, en los casos de cáncer.

Los pacientes, por lo general, reducen su actividad física después de que se les diagnostica cáncer. Pero la inactividad tiene repercusiones negativas en la salud de los pacientes pudiendo provocar una atrofia muscular, cambios en las propiedades musculares y en la densidad ósea, declinación en la eficiencia cardiovascular, y normalmente una condición física y mental deterioradas.

Recomendaciones de especialistas

Los especialistas en salud recomiendan el ejercicio en pacientes con cáncer, ya que aporta múltiples beneficios, tanto a nivel cardiovascular como en la mejora del sistema inmunológico del enfermo. Sin embargo, se recomienda observar algunas recomendaciones antes de aplicar una rutina de ejercicios a un paciente: se debe analizar el estado físico del paciente; identificar el tipo de ejercicio más adecuado para su condición; determinar la intensidad y frecuencia del ejercicio; y evaluar la duración de cada sesión de ejercicio. Además, es importante tener en cuenta que se debe aplicar tanto ejercicio aeróbico como anaeróbico para lograr mejorar el estado de salud de los pacientes.

Tal y como señala la Junta Editorial de Cancer.net “hacer actividad física de moderada a enérgica como parte de su estilo de vida reduce el riesgo de cáncer y de otras enfermedades crónicas, como las enfermedades cardíacas y la diabetes. La actividad física de moderada a enérgica es actividad que lo hace sudar y que hace que su corazón lata más rápido. Incluye caminar, nadar, andar en bicicleta o correr. Una cantidad cada vez más amplia de investigaciones sugiere que hacer cualquier tipo de actividad para evitar estar sentado durante mucho tiempo ayuda a reducir el riesgo de cáncer.”

Los alumnos que estudian el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Europea del Atlántico (UNEATLÁNTICO) desarrollan actividades propias de la salud relacionadas con el ejercicio físico.