deportes/2020/03/16/uneatlantico-enfermedades-cardiacas

Deportes

La natación ayuda a mejorar las enfermedades cardíacas

natacion-ayuda-enfermedades-cardiacas

Se trata de un deporte completo que aporta ventajas para la salud.

La natación, tomada como terapia y no como disciplina de competición, puede ayudar a los pacientes con dificultades cardiacas a mejorar su condición.

Esta disciplina permite ejercitar todos los grupos musculares del cuerpo con un mínimo impacto en la tensión y la aceleración del pulso de la persona, siempre y cuando se mantenga un ritmo de nado moderado. Practicar tres horas de nado por semana permite mantener bajas las cifras de tensión arterial, ayuda a controlar el colesterol y azúcar en la sangre, al mismo tiempo que reduce el estrés y permite a la persona mantener el peso ideal si se acompaña el ejercicio con una dieta saludable.

La Fundación Española del Corazón recomienda a personas que padecen enfermedades cardíacas practicar en los estilos braza, libre o espalda, pero evitar la práctica del estilo mariposa por ser un estilo que demanda gran desgaste físico. Se recomienda además realizar la práctica de esta terapia en forma progresiva, con una preparación previa en otras disciplinas como correr o trotar y nadar hasta alcanzar una intensidad de entre 65 y 85 por ciento de la Frecuencia Cardiaca Máxima (FCM).

Recuerde que la natación ofrece beneficios para la salud de las personas, pero también está asociada a algunas enfermedades como la otitis o sinusitis. Por ello es recomendable que los pacientes utilicen tapones para los oídos y clips especiales para la nariz. Además, debe utilizarse lentes especiales para proteger los ojos del cloro y un traje adecuado.

Los alumnos de la Universidad Europea del Atlántico (UNEATLÁNTICO) que cursan el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte adquieren conocimientos profesionales en la preparación física relacionada con la salud.