salud-y-nutricion/2022/05/11/uneatlantico-estados-de-animo-y-las-emociones

Salud y Nutrición

Los estados de ánimo y las emociones influyen en la alimentación

alimentacion-y-emociones

Algo tan simple y tan mecanizado como la alimentación a menudo se ve trastocado por los estados de ánimo y las emociones

En nuestra rutina diaria los estados de ánimo y las emociones tienen un peso determinante, llegando a afectar aspectos básicos como la alimentación.

¿Qué son las emociones y los estados de ánimo?

Las emociones son estados afectivos, internos y personales que están sujetos a diferentes estímulos.

Tienen una influencia directa en nuestras actitudes, creencias, expresión facial con implicación en las respuestas neuronales, hormonales y orgánicas.

Hay varios tipos de emociones según las reacciones que suscitan: 

  • Emociones positivas.
  • Emociones negativas.
  • Neutras o ambiguas.

Por otro lado, los estados de ánimo suponen experiencias más débiles y pueden no llegar a tener efectos en nuestra conducta.

Se puede afirmar que los estados de ánimo en contraposición a las emociones tienen mayor duración y son menor intensidad, así como pueden no depender de un hecho en concreto. Esto dificulta en ocasiones encontrar las causas que los producen.

¿Cómo influyen en nuestra alimentación?

Las emociones y los estados de ánimo pueden desencadenar efectos sobre las elecciones alimentarias que hacemos y cómo nos alimentamos

En este sentido, es aquí cuando el hambre o la alimentación emocional hacen acto de presencia.

No tiene que ser algo perjudicial en un principio, pero esto se agrava cuando la responsable de la ingesta es la carencia de estrategias de regulación emocional, siendo la propia ingesta la única manera de regulación emocional.

Técnicas de gestión emocional

Si el hambre o la alimentación emocional desencadena en un problema, lo primer paso es identificar el origen que lo causa, es decir, la etiología.

Existen diferentes pautas que nos ayudan a mejorar la gestión emocional más allá de la ingesta.

  • Psicoeducación.
  • Establecimiento de conductas alternativas.
  • Alimentación consciente.
  • Mejora de la experiencia emocional.
  • Autocompasión.
  • Trabajar el logro existencial.
  • Resolución de problemas.
  • Motivación y expectativas

Por último, señalar que en la Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO) se imparte el grado de Nutrición Humana y Dietética. A través de una formación completa que combina la práctica y la teoría en sus clases, forma a futuros profesionales. 

Fuente: Influencia de las emociones y los estados de ánimo en nuestra alimentación – Laura Jorge Nutrición

Foto: Todos los derechos reservados