salud-y-nutricion/2020/06/03/uneatlantico-hambre-mundial

Salud y Nutrición

El confinamiento podrá aumentar el hambre mundial

uneatlantico-confinamiento-hambre

Dongyu Qu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), destaca los problemas de alimentación que el encierro puede causar especialmente en los países en desarrollo y la importancia de prevenir el hambre.

Para contener el contagio de COVID-19, sin duda, una de las estrategias más importantes es el confinamiento, que en algunos países, como China, por ejemplo, ya ha demostrado ser efectivo. Sin embargo, este aislamiento social en el hogar también crea un grave problema para muchos países: el hambre.

Para muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, el confinamiento no representa un ataque a la despensa de alimentos como en otros hogares, sino la falta de alimentos durante varios días.

¿Qué problemas?

Una razón es el cierre de las escuelas que ofrecen comidas a los niños. Aproximadamente 85 millones de estudiantes en América Latina y el Caribe se quedaron sin estas comidas escolares. La FAO estima que aproximadamente más de 820 millones de personas van a dormir con hambre.

«Este es un gran número para tratar, no solo moralmente, sino también desde una perspectiva política pública», dice QU.

Otro problema que intensifica este asunto se refiere a las dificultades del suministro inmediato, ya que parte del proceso alimentario puede verse afectado por la crisis causada por COVID-19.

“No hay tiempo que perder. Los gobiernos, incluso priorizando los objetivos de salud pública, deben hacer algo para garantizar rutas comerciales abiertas y cadenas de suministro que funcionen”, advierte el director de la FAO.

La Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO) imparte el Grado en Nutrición Humana y Dietética en el que los alumnos estudian la salud desde el punto de vista de la alimentación.

Fuente: Coronavirus could worsen hunger in the developing world